Avenida de la Constitución, 4, 1º, 18012 Granada
Atención telefónica: de Lunes a Viernes de 9:00 a 14:00h. Lunes y Miércoles de 16:30 a 20:30

Vacuna VPH (Virus Papiloma Humano)

Autora del artículo: Dra. Isabel Pulpillo

La vacuna contra el virus del papiloma humano

 

El virus del papiloma es la infección sexual más común, entre jóvenes sexualmente activos de tal forma que el 80% se contagiaran en algún momento de su vida. Existen más de 200 serotipos de VPH y se clasifican en función de su riesgo de producir cáncer. Por ejemplo, los tipos 6 y 11 producen VERRUGAS ANO- GENITALES, pero no suelen asociarse con cáncer. Siendo los más cancerígenos el 16 y 18, además de 31, 33, 45, 52 y 58.

 

 

¿Solo produce cáncer de cérvix?

No. Casi el 100% de los cánceres de cérvix se relacionan con el VPH, y el cáncer de cérvix es de los más frecuentes en la mujer joven. Pero, además, se relaciona con el 40% de los casos de cáncer de pene, 90% de cáncer de ano, y con el cáncer de orofaringe y las verrugas genitales.

 

 

¿De qué depende de que me contagie?

El riesgo de adquirirlo aumenta con el inicio precoz de las relaciones sexuales y el cambio frecuente de pareja. El tabaco también es una influencia importante que aumenta el riesgo de cáncer de cérvix, al igual que no usar preservativo.

En las edades jóvenes y más aún con parejas inestables, se aconseja el uso del DOBLE MÉTODO, anticonceptivo (si así lo has decidido tras hablarlo con tu ginecólogo en consulta) más el preservativo, para estar protegida frente al embarazo y frente a las enfermedades de transmisión sexual.

Más información sobre medidas de prevención aquí

 

¿El preservativo protege?

El uso correcto del preservativo reduce las posibilidades de padecer cualquier infección de transmisión sexual, incluido el virus del papiloma, pero podría infectar zonas no cubiertas por el preservativo y no ser una protección total.

¿Solo se transmite si hay penetración?

Se puede transmitir durante relaciones sexuales anales, orales, vaginales u otro tipo de contacto cercano de la piel durante las relaciones sexuales.

Uno de sus problemas es que se transmite sin que existan síntomas, por lo tanto, sin saber que se es contagioso, y lo transmiten tanto, hombres como mujeres.

¿Qué ocurre si me contagio?

En un primer paso, tras el contagio el virus se instala en nuestros genitales, pero si no produce lesión en cérvix, se considera PORTADORA SANA. Nuestra citología (que es el análisis de las células de cuello de útero y vagina para detectar de forma precoz una célula cancerígena) será negativa, es decir no tendremos enfermedad.

En muchos casos a lo largo del primer año, el virus DESAPARECERÁ, e incluso en ocasiones no habremos sido conscientes del contagio.

Pero en otros se hará PERSISTENTE, en cuyo caso habrá que vigilar con citología y tipaje de VPH, cada año por si comienza a dañar las células y produce una DISPLASIA. O hasta comprobar que lo hemos negativizado, es decir que habrá desaparecido.

 

¿Podemos saber quien negativizará y quién desarrollará un cáncer? 

No todos los contagios terminarán en cáncer, pero no hay forma eficaz de saber si el contagio será temporal o permanente, ni quién desarrollará cáncer o no.

 

¿Puedo hacer algo para prevenir el contagio?

Si, vacunarme. La vacuna del VPH es muy eficaz. La vacunación gratuita por el programa de vacunación es a los 12 años, incluso hasta los 18. Y no tiene contraindicaciones ni grandes efectos secundarios, salvo los habituales de cualquier vacuna, como molestias en la zona de inyección.

Al igual que otras vacunas que protegen frente a infecciones víricas, las vacunas contra el VPH estimulan al organismo para que produzca anticuerpos, que, en encuentros futuros con el virus, se unan a él y le impidan infectar las células.

Son partículas similares al virus, pero no son infecciosas porque les falta el ADN del virus.

¿Me puedo vacunar aunque haya mantenido relaciones sexuales?

Si. La edad de vacunación en el programa de vacunación es antes de inicio de las relaciones sexuales, porque es una enfermedad que se transmite por las relaciones, y lo ideal es ponerla antes de haber estado en contacto con el virus, pero se puede poner a cualquier edad.

Se puede poner desde los 9 años y no existe una edad límite. Pero la máxima eficacia se consigue hasta los 26 años, porque a partir de esa edad disminuye la respuesta inmune, y a partir de los 45 años es bastante menor.

Pero el aconsejarla por encima de los 45 años va a depender mucho de las condiciones sociales y personales de cada paciente; por eso es bueno acudir con regularidad al ginecólogo, para poder valorar cada caso de forma individualizada.

 

 

¿Cuales son las dosis de la vacuna del VPH?

Con menos de 14 años, con 2 dosis es suficiente para provocar una buena respuesta inmune y a partir de los 15 años hay que poner 3 dosis (salvo que se sea portador del VIH, SIDA, que siempre habría que poner 3 dosis).

 

¿Me puedo vacunar aún teniendo lesiones en el cuello del utero?

Si. Se recomienda vacunarse en estos casos debido a la posible protección contra los tipos de HPV de riesgo alto que todavía no tienes. Pero sabiendo que la vacuna no cura las infecciones ya existentes, aunque si es posible que se obtenga algún beneficio por la vacunación, aunque se esté infectada por uno de los tipos que incluyen las vacunas.

 

¿Y si tengo una lesión, qué más puedo hacer?

En ese caso habrá que valorar con detalle el tipo de lesión y la zona afectada, mediante una colposcopia. Que es una prueba no dolorosa, que se realiza en consulta, parecida a la toma de citología, pero más meticulosa y según la edad y cada caso en particular, se decidirá si es preciso realizar una pequeña intervención quirúrgica para solucionar la lesión.

Pero revisándose con regularidad, y habiéndose vacunado, es fácil llegar a tiempo y poder solucionar el problema. Por eso es tan importante que te revises y que te vacunes.

Entonces, si estoy vacunada ¿necesito continuar con revisiones y citologías? 

Sí. Debido a que las vacunas contra el VPH no protegen contra todos los tipos que causan cáncer. Se aconseja que las mujeres vacunadas que sigan las mismas recomendaciones para los exámenes de detección que las mujeres que no estén vacunadas.

 

 


 

Otros artículos o páginas de interés

Citología cervico vaginal

Tratamiento con asa diatermia

Infección y vacuna VPH

Ginecología infantojuvenil

 


 

Autora del artículo:

isabel_pulpillo_clinica_sanabria

Dra. Isabel Pulpillo

Compartir noticia

Related Post

La insuficiencia ovárica prematura o baja reserva

Autora del artículo:  Dra. Mª Carmen Sanabria ¿Qué es la insuficiencia ovárica prematura baja reserva?    Las...

Ser madre a partir de los 40 es posible

Autora del artículo:  Dra. Mª Carmen Sanabria   En los últimos tiempos, en nuestros centros de reproducción...

¿Qué hacer cuando no llega la gestación?

Autora del artículo:  Dra. Mª Carmen Sanabria Tratamientos a Medida en Reproducción Asistida   Muchas mujeres se...