Cirugía de la Fertilidad

Autora del artículo:

Dra Macarena Rios Lorenzo

La importancia de la Cirugía de la Fertilidad en la Reproducción Asistida

La fertilidad es un aspecto importante en la vida de muchas mujeres y parejas que desean formar una familia. Sin embargo, en el camino pueden surgir problemas que dificulten conseguirlo, como las alteraciones en el útero, en los ovarios o en las trompas. Afortunadamente, los avances en la medicina reproductiva ofrecen diversas soluciones, entre ellas, la cirugía de la fertilidad. En este blog, queremos explicarte en qué consiste este tipo de intervenciones, cuándo son necesarias y cómo pueden ayudar a mejorar las tasas de éxito.

¿Qué es la cirugía de la fertilidad?

La cirugía de la fertilidad engloba una serie de procedimientos quirúrgicos realizados para corregir problemas anatómicos y funcionales que afectan la capacidad de conseguir una gestación a término. Los procedimientos más comunes incluyen la laparoscopia y la histeroscopia.

¿Cuándo considerar la cirugía de la fertilidad?

La decisión de someterse a una cirugía de fertilidad depende de varios factores, incluyendo el diagnóstico específico, la edad de los pacientes y su historial reproductivo. Algunos de los problemas más comunes que pueden requerir una intervención quirúrgica incluyen:

Endometriosis

Esta condición ocurre cuando el tejido que recubre el interior del útero (endometrio) crece fuera de la cavidad uterina, pudiendo causar problemas de fertilidad. En algunos casos muy concretos está indicada la cirugía, que en general se realiza por laparoscopia. Al ser una patología muy variable es necesario individualizar cada uno de los casos.

Hidrosálpinx

En algunas ocasiones las trompas de Falopio dañadas pueden contener líquido en su interior. Este líquido puede ser expulsado hacia el interior del útero, donde si existe un embrión, pueda interferir en su correcta implantación dando lugar a abortos o infertilidad. En este caso la cirugía por laparoscopia para resolver este problema es necesaria previa a la transferencia embrionaria.

Miomas Uterinos

Los miomas son tumores benignos que aparecen en la capa muscular del útero. Dependiendo su localización pueden interferir con la fertilidad. La miomectomía (generalmente realizada por histeroscopia o por laparoscopia) es la cirugía utilizada para resecarlos.

Pólipos Endometriales

El endometrio es la capa donde se inicia la implantación del embrión. En esta capa pueden existir formaciones benignas llamadas pólipos que dependiendo de su localización y de su tamaño pueden interferir en este proceso de implantación, por lo que ante su diagnóstico está indicado realizar una histeroscopia para su extirpación.

Malformaciones uterinas

Con este concepto nos referimos a la alteración de la morfología típica de la cavidad uterina, normalmente de forma triangular. Existen múltiples variedades según la forma que tome (útero en T, útero en Y, útero en I, septo uterino) todas ellas relacionadas con abortos y fallos de implantación, así como problemas durante la gestación.

Beneficios de la Cirugía de la Fertilidad

Alguno de los beneficios que se obtienen de este tipo de intervención son:

  • Mejora de la Función Reproductiva: Al corregir problemas anatómicos, las cirugías de fertilidad pueden aumentar significativamente las posibilidades de concepción natural, así como aumentar las tasas de éxito tras tratamientos de reproducción.
  • Reducción de la dismenorrea (dolor con la regla): En condiciones como la endometriosis, la cirugía no solo mejora la fertilidad, sino que también puede aliviar el dolor y otros síntomas.
  • Reducción de la hipermenorrea (sangrado menstrual abundante). Al corregir los problemas anatómicos, como los miomas o los pólipos, la patología relacionada con éstos como el sangrado abundante o el sangrado intermenstrual se resuelve.

Preparación y Recuperación

Antes de someterse a una cirugía de fertilidad, se realizan evaluaciones detalladas para realizar un diagnóstico previo correcto y exhaustivo, la mayoría de las veces ayudado de la ecografía ginecológica 3D. Existen dos vías fundamentales para realizar este tipo de cirugía según la patología que presente la paciente:

  • La vía histeroscópica: mediante este procedimiento introducimos una cámara de un calibre muy pequeño por el cuello del útero, entrando dentro de la cavidad endometrial (el interior del útero) donde podemos visualizar de manera directa posibles patologías relacionadas con la subfertilidad: como miomas, pólipos y malformaciones uterinas. Esta cirugía se realiza de forma ambulatoria, con sedación y alta precoz en unas horas. La realizamos en nuestra propia Clínica.
  • La vía abdominal generalmente por laparoscopia: este tipo de cirugía se debe realizar en ámbito hospitalario, puesto que a pesar de ser mínimamente invasiva y con una rápida recuperación, en ocasiones la paciente precisa de ingreso durante una noche. Conseguimos acceder a la cavidad de la pelvis a través de mínimas incisiones en el abdomen, solucionando de esta forma la patología a este nivel como pueden ser: miomas de gran tamaño, hidrosálpinx o cirugía de endometriosis profunda.

¿Tienes más dudas?

En Clínica Sanabria podemos resolver tus dudas, estudiar tu caso y ofrecerte las alternativas más adecuadas para tratar tus problemas relacionados con la infertilidad ya que en nuestro centro integral abarcamos desde los estudios más avanzados de fertilidad a los tratamientos más innovadores en reproducción asistida y los mejores profesionales en cirugía de la fertilidad.

Otro contenido de interés

¿Qué es el síndrome de la hiperlaxitud vaginal?

¿Qué es exactamente la reserva ovárica?

Bienvenidas a Clínica Sanabria: Tu centro integral de la mujer en Granada