Avenida de la Constitución, 4, 1º, 18012 Granada
Atención telefónica: de Lunes a Viernes de 9:00 a 14:00h.

Síndrome del Ovario Poliquístico

Autora del artículo: Dra. Isabel Pulpillo

Hoy voy a tratar de explicaros de la forma más sencilla posible, aunque quizás no la más correcta científicamente, pero espero que fácil de entender, en qué consiste el término ovarios poliquísticos

Ya que consultáis por ello con frecuencia y en muchas ocasiones con mucha preocupación, y no hay nada mejor que entender algo para poderlo gestionar.

El término es ovario poliquístico, pero a veces acudís a la consulta por este tema, pero con otros nombres como: “ovario perezoso, vago o microquístico”. 

Muchas de vosotras pensáis que el término implica “quistes que pueden hacerse grandes” y precisar cirugía. Nada más lejos de la realidad. 

Creo que lo primero para entender este término, es tener unas nociones básicas de cómo funcionan nuestros ovarios durante nuestro ciclo menstrual.

Funcionamiento del ovario

Intentaré explicarlo de una forma breve y sencilla. El ciclo comienza el primer día de la regla, día 1 y termina con el inicio de la siguiente menstruación. Y su duración suele ser aproximadamente de unos 28 días. 

El ovario durante toda nuestra vida fértil está formado por folículos, que son de una forma sencilla de entender “como pequeños globitos situados en él” y que son imprescindibles para su normal funcionamiento.

El tamaño de los folículos oscila en condiciones normales entre 5 y 10 mm cuando están en reposo, es decir los primeros días del ciclo, que coinciden con la menstruación. 

En estos folículos producimos hormonas absolutamente necesarias, pero que un exceso de algunas de ellas, en determinadas ocasiones, podría tener efectos indeseables como más vello o acné. 

Y además dentro de cada uno de ellos hay un ovocito, imprescindible para una posible maternidad. Por lo tanto más folículos, significa más óvulos. 

Cada ciclo menstrual uno de estos folículos va creciendo durante unos 14 días, hasta rondar los 18-20 mm, momento en el que se produce la ovulación. La ovulación consiste en que el óvulo sale del folículo y si se encuentra en ese momento con un espermatozoide será fecundado y existirá un embrión. 

Pero si no es así, dicho folículo irá disminuyendo de tamaño durante otros 14 días, hasta desaparecer, lo cual coincidirá de nuevo con nuestra regla. Y así se completará el ciclo menstrual.

Ovario Poliquístico y Síndrome del Ovario Poliquístico

Aquí reside lo más importante, hay dos términos que no son exactamente iguales y su importancia tampoco. Por eso es fundamental entender esta diferencia. 

Tipo 1: Ovario poliquístico desde el punto de vista ecográfico

Este suele ser el caso de una chica que acude a revisión de forma rutinaria, con sus ciclos más o menos regulares y quizás algo más de acné o vello. Y el ginecólogo al realizarle la ecografía le comenta: “tienes ovarios poliquísticos”. Pero si no se entretiene en explicarle en qué consiste dicho término, ella pensará que es una enfermedad y no una “forma de ser de sus ovarios” y tras hacer su habitual búsqueda en internet sacará sus propias conclusiones. 

Pues bien, son ovarios que al verlos por ecografía tienen aspecto poliquístico. Este término implica que tienen muchos folículos, situados en una peculiar forma de collar alrededor del ovario. Pero su funcionamiento es normal.

Cada mes uno de ellos crecerá para ovular y si no existe embarazo, vendrá la regla. Es decir, los ciclos de esa mujer serán regulares, con unos 28 o 30 días de duración aproximadamente. 

Como hemos dicho antes el hecho de que tengan muchos folículos no necesariamente tiene que implicar algo malo, pues más folículos significa más óvulos. Y el óvulo es lo que la mujer aporta para formar el embrión. 

Ahora bien, puede ser frecuente en estos casos, pero no siempre ocurre, que estas mujeres tengan cierta tendencia al exceso de vello y acné. Y de hecho su consulta pueda ser por ello. 

Tipo 2: Síndrome de ovarios poliquísticos

En esta ocasión la apariencia ecográfica poliquística es la misma que en el caso anterior pero su funcionamiento no. Pero a estos folículos que se encuentran de igual forma en mayor número, en este caso les cuesta hacerse grandes y ovular

En los casos más leves lo logran, pero en vez de tardar unos 14 días tardan más y por lo tanto los ciclos son de 35 o 40 días, en vez de 28 o 30 como es habitual. 

Pero otras veces no ovulan durante meses y las reglas están ausentes durante largos periodo de tiempo. Primera característica imprescindible para considerarlo síndrome, la amenorrea término que significa ausencia de menstruación. 

Y el exceso de hormonas masculinas está siempre presente y ello implica hirsutismo (aumento de vello) como síntoma más frecuente, pero suele acompañarse de acné severo, obesidad, exceso de colesterol y resistencia a la insulina entre otros. 

Este suele ser el caso de una paciente que acude a consulta con cierta obesidad, acné y reglas ausentes y que desconoce que su tendencia a la obesidad puede ser debida en parte al mal funcionamiento de sus ovarios.

Tratamiento del Ovario Poliquístico

Como ya os podéis imaginar el que precisa necesariamente tratamiento es el Síndrome de ovario poliquístico

En el caso de que solo se trate de un hallazgo ecográfico, pero con ciclos regulares, podría ser aconsejable el uso de un anticonceptivo si queremos mejorar el posible exceso de vello o acné, pero no es imprescindible su uso. 

Ahora bien, el síndrome de ovarios poliquísticos si, tienen consecuencias importantes que debemos tratar. Aparte del aumento de vello y acné, como hemos explicado antes, el exceso de determinadas hormonas puede favorecer la obesidad, la elevación del colesterol, la resistencia a la insulina, etc. Y es imprescindible adoptar las medidas adecuadas para corregirlo. 

Por ello es importante la consulta al ginecólogo que será el que determine en qué grupo te encuentras y que tratamiento te corresponde.

Por qué se le llama ovarios poliquísticos

Hay muchas pacientes que piensan que tener unos ovarios poliquísticos significa tener “quistes” y creen que el vigilarlos es por si fuese necesario operar. 

Desde el punto de vista médico la palabra quiste implica algo grande, mayor de su tamaño habitual, pero en este caso no son quistes grandes que podrían precisar cirugía para solucionarlos. Son más bien “microquistes”, es decir folículos pequeños, que como he dicho antes, les cuesta crecer para llegar a ovular. De ahí el término que dije al principio que también es habitual usar de ovario vago o perezoso. 

Espero que hayas aprendido de una forma fácil que es el ovario poliquístico ya que es algo frecuente y compruebo día a día en mi consulta que os gusta entender. 

Autora del artículo:

Isabel Pulpillo
Doctora Isabel Pulpillo

Compartir noticia