Avenida de la Constitución, 4, 1º, 18012 Granada
Lunes a Viernes de 8:30 a 21:00h.

Revisión ginecológica: Preguntas Frecuentes de Nuestros Pacientes

Autora del artículo: Doctora Miriam Zamorano

¿Cómo se realiza una revisión ginecológica?

Una revisión ginecológica completa consiste en la realización de una exploración mamaria y una exploración del aparato genital y reproductor femenino.

Se comenzará con una visualización de la piel, areola y pezón mamarios, seguiremos con la palpación del pecho y ecografía mamaria.

Pasaremos entonces a la exploración genital, valorando primero el aspecto de la vulva mediante la colocación del espéculo (instrumento que colocamos en la vagina que nos permite su apertura y visualización del cuello uterino) tomaremos la citología cérvicovaginal si se precisa.

Para acabar, realizaremos una ecografía transvaginal para la visualización de útero y ovarios (se puede realizar también vía transrectal o abdominal si las condiciones de la paciente así lo precisan, principalmente en aquellas que no hayan tenido relaciones sexuales).

En algunos casos hemos de realizar un tacto vaginal bimanual (mediante la introducción de los dedos índice y corazón se comprueba la movilización correcta del cuello y del útero y con nuestra mano izquierda palparemos la parte baja del abdomen para comprobar la ausencia de masas pélvicas).

¿Cuándo se debe ir al ginecólogo?

Dependiendo la edad de la paciente, las recomendaciones para acudir al ginecólogo comprenden:

Pubertad y adolescencia: deberán acudir al ginecólogo cuando la primera regla (menarquia) o el desarrollo de caracteres sexuales (vello púbico o axilar, desarrollo mamario) ocurra antes de los 8 años o más tarde de los 16 años. Si se ha comenzado el desarrollo femenino en la edad correcta, se deberá acudir al ginecólogo si la menstruación causa problemas a la paciente (reglas muy dolorosas que no responden a los analgésicos habituales, reglas muy abundantes que provoquen anemia…). También por problemas de otra índole como dolor con las relaciones sexuales, acné u otros posibles trastornos hormonales…

Mujeres desde 25 años hasta la menopausia: en este rango de edad se recomienda la realización de citología cada 3 años como mínimo, por tanto, las revisiones nunca deberán diferirse más allá de ese margen. Así mismo, a partir de los 40 años comienza una etapa más crítica a nivel ginecológico, dados los cambios perimenopáusicos que pueden iniciarse (alteraciones en el ciclo menstrual, nuevos síntomas en relación a las reglas…) y por el mayor riesgo de cáncer de mama respecto a mujeres más jóvenes, por ello, las visitas deberán realizarse cada 1 o 2 años, valorando la necesidad de estudio mamográfico adicional en este grupo de pacientes.

Mujeres en menopausia: Hasta los 65 años se debe continuar la toma de citología cada 3 años como mínimo, a partir de esa edad la toma de citología se realizará o no en función de la exploración realizada. También, hasta los 69 años se continuará screening mamario mediante mamografía bianual, a partir de esa edad la solicitud de pruebas complementarias se recomendará en base a la exploración realizada.

Así mismo, durante la menopausia se acelera la pérdida de masa ósea, por lo que es también recomendable iniciar la realización de densitometrías para comprobar la cantidad de calcio existente en los huesos. Por regla general, esta prueba se solicitará con un espacio mínimo de 2 años para que pueda ser sensible a cambios en la densidad ósea, así como para poder valorar los cambios que producen los tratamientos pautados en caso de ser necesarios.

Es importante recordar que una vez que estamos un año completo sin regla (lo que se define como menopausia) cualquier sangrado que ocurra debe implicar una visita con el ginecólogo para filiar el origen de dicho sangrado.

¿Qué es una citología?

Una citología es una toma de muestra de las células del cuello uterino que permite detectar la presencia de alteraciones causadas por el virus del papiloma humano que puedan preceder al cáncer de cuello uterino. Para su realización se requiere la colocación de un espéculo, instrumento que colocamos en la vagina y que con su apertura nos permite visualizar el cérvix.

No es una técnica dolorosa más allá de la molestia que puede generar la colocación del espéculo.

¿Se puede hacer una citología con la regla?

No es posible realizar una citología con la regla ya que la presencia de sangre en la muestra oculta las células epiteliales en las que se quiere descartar lesiones. Si toda la muestra está llena de células sanguíneas no habrá suficientes células cervicales para poder dar un diagnóstico útil.

¿Cuándo hay que realizar una exploración ginecológica completa?

Se debe realizar una exploración ginecológica completa cada 2-3 años en el rango de edad de 25 a 69 años. En cualquier otro momento de la vida, se deberá realizar exploración completa si aparecen síntomas nuevos o importantes, como por ejemplo, sensación de bulto en mama, dolor mamario, secreción por el pezón, retraso menstrual o sangrados irregulares, reglas abundantes o dolorosas, dolor con las relaciones sexuales…

Autora del artículo:


Doctora Miriam Zamorano

Compartir noticia