Avenida de la Constitución, 4, 1º, 18012 Granada
Lunes a Viernes de 8:30 a 21:00h.

Cómo mantener tu higiene íntima durante el embarazo

Durante el embarazo, los cambios hormonales que experimentamos en nuestro cuerpo nos obligan a incrementar y adecuar nuestra higiene íntima más personal. Nuestro organismo produce gran cantidad de secreciones que quedan depositadas en nuestros genitales externos, convertidas en focos potenciales de desarrollo de microorganismos.

Por salud, y por bienestar, es fundamental cuidar con más atención de la normal esta higiene íntima. Afortunadamente, ni tú ni yo estamos solas en esta tarea: el mercado ofrece numerosas soluciones específicas, de última generación, para afrontar con garantías esta limpieza individual.

Qué productos usar durante y después del embarazo

En primer lugar, ten en cuenta que los protegeslips van a convertirse en unos compañeros imprescindibles de fatigas. Tanto el incremento del flujo vaginal producido por los desajustes hormonales como los pequeños manchados habituales durante el embarazo, hacen muy recomendable el uso de estos elementos que, por otra parte, actualmente son muy finos, flexibles y confortables. Debes usarlos de celulosa, evitando los impermeables que irritan mucho y pueden provocar alergias.

Otra consecuencia inevitable son las pérdidas de orina, que conseguirás olvidar realizando ejercicios de refuerzo muscular del suelo pélvico. Pero, entre tanto, será preciso que incorpores a tu kit de higiene íntima diversos productos específicos que no solo limpian y además previenen el desarrollo de gérmenes oportunistas como los productos con árbol del té y vitamina E, o bien los que llevan melaleuca y aloe vera.

Las mujeres embarazadas tienen infecciones por hongos con cierta frecuencia. Una forma de prevenirlos es usando prebióticos y probióticos, que aumentan las defensas de esos tejidos tan delicados, aumentando la flora vaginal (microbionta).

En cuanto a los geles para esa zona tan delicada, especialmente en estos momentos, tendrás que ser más selectiva a la hora de elegirlos. Entre los componentes que deben incluir figuran los activos antiirritantes que calman y protegen; así como el ácido láctico, capaz de preservar el PH natural.

Además, y por regla general, suelen funcionar muy bien los complementados con extractos de aloe vera y hamamelis, cuyas propiedades calmantes y antiinflamatorias contribuyen decisivamente al bienestar total.

La elección de productos de una incontestable calidad, y la repetición continuada de tus procesos de higiene, son las claves para sentirte limpia durante el embarazo. No dudes en consultar a tus ginecólogas.

Share this post

Deja un comentario